sábado, 11 de agosto de 2007

COMO EVITAR LA CONTAMINACION RADIOACTIVA

COMO EVITAR LA CONTAMINACION RADIOACTIVA
Las sustancias radioactivas que no están adecuadamente contenidas en recipientes estancos (es decir, confinadas) pueden esparcirse, produciendo la contaminación de superficies, objetos o personas. Esto sucede cuando sustancias radiactivas gaseosas, en forma de polvos o disueltas en agua, arrastradas por el aire o por salpicaduras llegan al medio ambiente. Cuando estas sustancias radiactivas se depositan en la piel de una persona hablamos de contaminación radiactiva externa. En estos casos, la persona sufre la irradacion de su cuerpo debido a este depósito radiactivo. Normalmente esto no acarrea un daño apreciable, pero sí se corre el riesgo de que estas sustancias sean incorporadas al organismo, ya sea a través de heridas en la piel, por ingestión o por inhalación. Si esto sucede, se produce una contaminación radiactiva interna, que ocasiona efectos más apreciables y en general muy difícil de eliminar ¿Cómo hacer para remover la contaminación externa? Deben tomarse siempre las máximas precauciones para mantener la integridad de la piel y así evitar la incorporación del contaminante. Se recurre a lavados con agua tibia y jabón, frotando de ser necesario con una esponja suave. De persistir la contaminación se pueden aplicar agentes químicos especiales aplicados por especialistas en la materia.